Vida saludable, naturaleza, alimentación sana, fruta. Hábitos saludables.

Para conseguir una vida saludable hay que tener comportamientos y actitudes que ayuden a mantener un cuerpo sano, y además una mente sana y un estado emocional equilibrado y bien gestionado.

La vida saludable ya no se refiere únicamente a tener salud física, también es conseguir tener una salud mental y emocional.

Esos comportamientos y actitudes conllevan buenos hábitos considerados saludables por su beneficio en nuestra calidad de vida y en nuestra salud.

Para llevar esta vida saludable se tiene que prestar atención para realizar las siguientes actividades:

  1. Alimentación sana
  2. Beber suficiente líquido al día
  3. Actividad física frecuente
  4. Dormir las horas diarias necesarias para una buena regeneración de tejidos
  5. Relaciones sociales sanas
  6. Pasar tiempo en la naturaleza
  7. Prevenir enfermedades
  8. Gestión de las emociones
  9. Control del estrés y la ansiedad
  10. Actitud positiva ante la vida
  11. Control de los pensamientos
  12. Mantener un peso óptimo para cada persona
  13. No fumar
  14. No beber alcohol o consumirlo en pocas ocasiones
  15. Realizar revisiones médicas periódicas y en el dentista
  16. Protegerse de los efectos nocivos del sol

Si tienes que realizar varios cambios en tus hábitos para cumplir estos pasos es mejor que empieces poco a poco. A continuación, te muestro los puntos principales por donde comenzar tu vida saludable o mejorarla.

Alimentación saludable

La dieta saludable tiene las características siguientes:

  • Consumir frutas y verduras diariamente: de 3 a 5 raciones
  • Consumir cereales y féculas diariamente
  • Incluir el pescado azul en la dieta: mínimo 2 veces a la semana
  • Tomar carne roja de forma restringida (se suele consumir más carne de la recomendada) Mejor tomar pollo y pavo.
  • Las harinas y féculas deben ser integrales
  • Reducir el consumo de grasas animales
  • Respecto a las grasas vegetales es recomendable usar aceite de oliva virgen extra
  • Cocinar al vapor, al horno, a la plancha o en cocción evitando los fritos o rebozados
  • Evitar comidas precocinadas
  • Evitar alimentos procesados y ultraprocesados

Y unir a la dieta la cantidad diaria suficiente de líquidos entre los que la mayor cantidad sea el agua para estar bien hidratados.

Eliminar o reducir al máximo el consumo de alcohol contribuye a llevar una dieta saludable.

Y por último, una dieta saludable incluye tomar la cantidad de alimentos que tienen los nutrientes necesarios que necesita nuestro organismo, sin pasarse. Así se puede conseguir un peso adecuado para ayudar a conseguir una vida saludable.

Ejercicio físico, correr, runner
Ejercicio físico, correr, runner

Actividad física

Realizar ejercicio físico y mantener una vida activa es fundamental para conseguir una vida saludable. Sus beneficios están ya probados.

Al hacer ejercicio físico se activa el sistema circulatorio y mejora el riego sanguíneo, se reduce la presión arterial y aumenta el colesterol bueno. De esta forma se disminuye el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares. También se previene la aparición de varices y la retención de líquidos al mejorar la circulación venosa de las piernas.

Por otro lado, se aumenta la flexibilidad y la agilidad ayudando a mantener el tono muscular. Reduce el cansancio y ayuda a mantener una buena salud mental y emocional.

Pasar tiempo realizando actividades en la naturaleza contribuye a tener una buena salud física, mental y emocional.

dormir sueño profundo vida saludable descansar

Sueño y descanso

Dormir y descansar es fundamental para mantener una vida saludable. Es tan importante cómo la alimentación y realizar ejercicio físico.

Mientras dormimos nuestro cuerpo está regulando las funciones del organismo, regenerando los daños celulares que se han producido por la noche, recargando energía, se refuerza el sistema inmunitario y el cerebro se limpia de sustancias tóxicas. Además, se fijan lo aprendido y se almacenan los recuerdos.

Es muy importante tener una buena higiene del sueño y si no se puede dormir bien tomar las medidas adecuadas para conseguirlo.

Emociones y salud. Sonrisa. Gestión emocional. Vida saludable.

Gestión de las emociones

Una mala gestión de las emociones desagradables puede llevar a problemas en la salud. Se segregan sustancias que son nocivas para la salud cuando llegan a niveles altos y si se mantienen en el tiempo causan enfermedades.

Por ello, tener una gestión adecuada de nuestras emociones es un hábito que nos conduce a una vida saludable.

La gestión de las emociones también ayudan al control de la ansiedad y del estrés.

Actitud positiva, gestión emociones, control pensamientos, vida saludable
Actitud positiva, gestión emociones, control pensamientos, vida saludable

Control de los pensamientos y actitud positiva

Nuestros pensamientos nos llevan a emociones y las emociones a comportamientos.

Si logramos controlar el bucle de pensamientos negativos y cambiarlos por pensamientos positivos nuestra mente se enfocará en lo bueno que hay a nuestro alrededor y aunque se tengan problemas y situaciones que no sean buenas o sean desagradables para nosotros irán perdiendo fuerza.

Además, al enfocarse la mente en lo positivo ayuda a tener una actitud positiva ante los problemas y a encontrar soluciones.

Para ello existen técnicas de desarrollo personal y de desarrollo de habilidades que ayudan a conseguir vivir con esta filosofía de vida.

Fotoprotector Tomas el sol de forma segura

Protegerse de los daños del sol

Para conseguir una vida saludable hay que tener en cuenta que hay que prevenir el daño que pueden producir los rayos solares. Hay que tomar el sol de una forma segura.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) da algunas medidas que puedes llevar a cabo:

  1. Tener en cuenta la ropa que se usa. Deben ser ropas que cubran las zonas delicadas del cuerpo
  2. Ponernos a la sombra
  3. Utilizar sombreros
  4. Usar gafas de sol contra los rayos UV para que la radiación solar no produzca daños oculares
  5. Aplicar correctamente los fotoprotectores de manera que siempre nos estén protegiendo

Evita la exposición solar en las horas centrales del día. No hay que tomar el sol de 11:00 de la mañana a las 16:00 horas de la tarde.

Hay que protegerse del sol durante todo el año, no solo en verano.

Deja una respuesta