comprimidos medicina natural

La medicina integrativa trabaja en la autorregulación del organismo integrando la medicina natural con la convencional de forma complementaria potenciando los resultados. Su finalidad es mantener el equilibrio en el organismo al  fortalecer la respuesta fisiológica biorreguladora.

Nuestro cuerpo tiende a autorregularse de forma natural para mantener niveles fisiológicos óptimos y lograr una estabilidad u homeostasis en el organismo. Esto lo realizada con el fin de mantener su equilibrio y con ello su salud.

La medicina natural integrativa se basa en una visión integral de la salud que engloba la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad junto con una educación en hábitos saludables. Atiende a los aspectos fisiológicos, nutricionales, sociales y psicológicos del individuo.

Tiene en cuenta la particularidad de cada persona procurando que se estimule y mantenga su capacidad de autorregulación individual. Según la situación en la que se encuentra cada persona se realiza un estudio inicial global y un tratamiento específico. Estos tratamientos se pueden realizar junto con los tratamientos médicos de la medicina convencional bajo el seguimiento de profesionales de la salud especialistas en ambas terapias.

La medicina integrativa lleva décadas en Estados Unidos y en algunos países de Europa, se imparte en algunas facultades de Medicina junto a la medicina convencional y se empieza a aplicar en las consultas de numerosos médicos.

Tipos de terapias en la medicina natural integrativa

Se usan diferentes terapias en la medicina integrativa que dan la posibilidad de mejorar la vida del paciente y reducir la medicación tradicional al incorporar principios activos naturales a concentraciones terapéuticas.

Dentro de la medicina integrativa existen varios tipos de terapias con el mismo fin: mantener el equilibrio del organismo y restablecer sus funciones orgánicas. Entre estas terapias se encuentran la fitoterapia, la medicina biorreguladora y la fisionutrición.

Medicina biorreguladora

La mayoría de los procesos vitales se controlan a través de los sistemas orgánicos (sistema endocrino, sistema nervioso, sistema excretor, …) que están conectados. Son sistemas de autorregulación naturales que mantienen al organismo en equilibrio. Y hay determinadas circunstancias que hacen que ese equilibrio se pierda y haya alteraciones que pueden llevar a una enfermedad.

En esas ocasiones, estos sistemas necesitan ayuda para volver a conseguir una regulación y un funcionamiento normal, y hay que conocer muy bien cómo funcionan para dar esa ayuda. Es aquí donde interviene la Medicina Biorreguladora, conociendo bien las funciones de estos sistemas, sus reacciones bioquímicas y cómo se autorregulan.

Investigaciones recientes han dado lugar a medicamentos de acción biorreguladora que actúan a través de mecanismos de modulación de las respuestas biológicas de nuestro organismo consiguiendo su equilibrio. Los medicamentos biorreguladores tienen estudios clínicos que avalan su eficacia y seguridad. Cada vez más especialistas que confían en estos medicamentos.

Son medicamentos altamente efectivos, con una buena tolerancia y con acciones precisas y rápidas. Su efecto farmacológico se consigue sin bloquear procesos metabólicos o reacciones fisiológicas. No interaccionan con otros medicamentos y tienen casi una ausencia de efectos secundarios.

Fisionutrición o nutrición ortomolecular

La fisionutrición se encarga de los desequilibrios y deficiencias en macronutrientes y micronutrientes para prevenir enfermedades y mejorar la salud.

Hay numerosos estudios científicos que han detectado estos desequilibrios nutricionales en carbohidratos, lípidos, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales, … en nuestro organismo. Estos desequilibrios son debidos a malos estilos de vida, hábitos no saludables (tabaco, alcohol, mala alimentación, exceso o defecto de sol, etc.) y la contaminación medioambiental.

medicina natural biorreguladora

Si estos desequilibrios se mantienen pueden llegar a producir síntomas como: dolor de espalda, de cabeza, trastornos del sueño, memoria, estado de ánimo bajo, depresión, fatiga, entre otros.

Estas alteraciones serán la base de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, enfermedades inflamatorias, infecciones, etc.

La fisionutrición permite mejorar el funcionamiento de los sistemas orgánicos para prevenir la aparición de enfermedades agudas y crónicas. Esta terapia engloba el estudio fisiológico, clínico y biológico para conocer el estado de salud de cada persona y poder cuidar los desequilibrios y deficiencias en macro y micronutrientes que puede presentar.

Fitoterapia

La fitoterapia es una ciencia que estudia el uso de las plantas medicinales y sus derivados con fines terapéuticos. Se utiliza para prevenir, aliviar o curar enfermedades desde tiempos ancestrales.

La fitoterapia encuentra en la naturaleza remedios naturales a enfermedades físicas y mentales que se conocían hace miles de años. En la actualidad se siguen investigando para encontrar más aplicaciones, aumentar su eficacia y su seguridad.

Las plantas medicinales tienen efectos secundarios e interacciones con otras sustancias naturales o con medicamentos y pueden ser tóxicas según la dosis y producir alergias o intolerancias. Necesitan tener unos estándares de fiabilidad, eficacia y seguridad en su elaboración.

¿En dónde actúan las terapias biorreguladoras?

En nuestro organismo tenemos 8 equilibrios fisiológicos que deben mantener niveles fisiológicos adecuados para su buen funcionamiento.

Las terapias naturales integrativas actúan en estos equilibrios fisiológicos recuperando el funcionamiento normal de estos sistemas.

Estos equilibrios que se deben mantener en el organismo para estar sanos son:

  1. Detoxificación natural del organismo
  2. Permeabilidad intestinal
  3. Microbiota intestinal
  4. Oxidativo inflamatorio
  5. Ácido – base
  6. Equilibrio de los ácidos grasos
  7. Mitocondria
  8. Neuromediadores

¿Qué se consigue con la medicina natural integrativa?

Los beneficios que aportan los tratamientos naturales integrativos son:

  • Equilibrar la función intestinal. Con este equilibrio se consigue regular trastornos digestivos. Algunos pueden ser la intolerancia a alimentos, una mala absorción o asimilación de los alimentos, alergias, alteración de la permeabilidad intestinal, estreñimiento, diarreas, etc.
  • Regular el sueño, reducir el estrés, recuperar la vitalidad y tener energía para estar activos.
  • Conseguir un equilibrio hormonal en la mujer (embarazo, lactancia, menopausia y en trastornos hormonales) y en el hombre (aumento del líbido, trastornos de próstata, alteraciones hormonales…) 
  • Regular el colesterol, la hipertensión, la obesidad, los niveles de glucosa… y prevenir el síndrome metabólico.
  • Prevenir la aparición de enfermedades que se relacionan con el estrés oxidativo, el desequilibrio ácido – base, problemas cardiovasculares… al conseguir regular las funciones orgánicas.
  • Aportar los micronutrientes esenciales que contribuyen a un buen funcionamiento del cerebro para conseguir regular el estado de ánimo, la depresión, la ansiedad…
  • Conseguir un funcionamiento óptimo del sistema inmunitario.
  • Combatir el envejecimiento y las enfermedades degenerativas.
  • Mantener el pelo, las uñas y el cabello fuertes y sanos.
  • Prevención de enfermedades de la visión.
  • Evitar enfermedades por la falta de nutrientes.
  • En deportistas, optimizar su rendimiento y recuperación y evitar daños orgánicos.
  • Prevenir la osteoporosis.
  • Proteger las articulaciones y disminuir su dolor.

¿Quién puede recomendar estas terapias?

Es necesario que sean profesionales de la salud especialistas que conozcan bien todos los mecanismos de acción, efectos secundarios e interacciones de estas terapias integrativas y de los fármacos tradicionales.

Este es el caso de médicos y farmacéuticos especializados en estas terapias naturales integrativas.

En el caso de la fitoterapia, para un correcto tratamiento es imprescindible el asesoramiento e indicación de un facultativo especialista en plantas medicinales o fitoterapia. Un experto en sus aplicaciones, mecanismos de acción, efectos adversos e interacciones y a la vez especialista en el medicamento para controlar las interacciones entre ambos tratamientos. Este es el caso del farmacéutico quién conoce muy bien ambos campos de actuación.

Medicina natural integrativa y desarrollo personal

La unión del desarrollo personal y la medicina natural integrativa cubre las necesidades del cuerpo, la mente, las emociones y la esencia. Consigue un tratamiento completo de la persona en todo su ser.

La medicina integrativa busca la regulación de las funciones de nuestro organismo recuperando el equilibrio y con ello la salud. El desarrollo personal se encarga de nuestros pensamientos, programas mentales, creencias, emociones y comportamientos. Nos enseña y guía en su gestión, equilibrio y en cómo potenciar todo nuestras capacidades y habilidades. Todo en conjunto está íntimamente conectado de manera que un desequilibrio en alguna de estas partes puede llevar a una alteración en la salud.

En consecuencia, para tener una salud plena hay que tratar el cuerpo, la mente, las emociones y la conexión con nuestra esencia.

Y para tratar estos cuatro pilares básicos se asocian el desarrollo personal y la terapia natural integrativa, consiguiendo que todo nuestro Ser esté sano, equilibrado y nos permita vivir en bienestar.

Incluir en los tratamientos de medicina integrativa el desarrollo personal o en los procesos de desarrollo personal la medicina integrativa lleva a tratar a la persona de manera completa sin dejar cabos sueltos y asegurando el éxito en los resultados.

Los procesos de salud y desarrollo personal que realizo con mi método CVD se basan en esta unión. En ellos, ayudo a conseguir una vida con bienestar y salud, y a la vez lograr los objetivos personales y profesionales. Para saber más puedes contactar conmigo.

Deja una respuesta