Microbioma. Microbioma y salud. Microbiota. Microorganismos beneficiosos.

La importancia de la acción terapéutica del microbiona aumenta según se va investigando y se relaciona con patologias, con la influencia en la acción de determinados fármacos y con la posibilidad de ser un biomarcador.

Microbioma y microbiota

El microbioma es el conjunto de microorganismos que viven en o sobre una zona concreta del cuerpo humano como puede ser la piel, el aparato digestivo o la vagina o la boca o cualquier mucosa de las cavidades que se comunican con el exterior del cuerpo. Los microorganismos pueden ser hongos, bacterias, virus, levaduras y arqueas. Son microorganismos dinámicos que van cambiando según los factores ambientales, la dieta, los tratamiento farmacológicos y el ejercicio al que estén somentido el organismo humano.

Del concepto de microbioma como el conjunto general de microorganismos, sus genes y sus metabolitos en un nicho ecologico concreto se ha pasado al concepto de microbiota o comunidad de microorganismos vivos que colonizan diversos sistemas del oganismo humano como pueden ser la piel, aparato digestivo y aparato genital con un enfoque individualizado.

En cada una de estas partes del organismo existe una microbiota con unas características particulares de esa zona y está adaptada a las condiciones de existen en ella.

Por ello, se va abandonando la idea de microbioma aislado para pasar enfocarse en microbioma intestinal, microbioma cutáneo, microbioma vaginal o microbioma cerebral.

El microbioma está en nuestro organismo desde la gestación y sobre todo desde el nacimiento si el nacimiento es por vía vaginal.

De esta forma, el microbioma ha pasado al concepto de microbiota que colonizan diversos sistemas orgánicos del ser humano distinguiéndose la microbiota intestinal, microbiota cutánes, microbiota vaginal y otras microbiotas de diferentes sistemas.

Estreñimiento dolor, colitis, microbiota intestinal.

Cómo influye el microbioma en la salud

Las investigaciones sobre como influye el microbioma humano en las enfermedades son cada vez más frecuentes y por diferentes vías de investigación.

Son muchas las asociaciones que se han establecido entre los microorganismos que componen cada microbiota y el funcionamiento correcto de los sistemas orgánicos humanos.

Se ha demostrado en diferentes estudios que los microorganismos que forman la microbiota intestinal tienen una función importante en enfermedades como la diabetes, obesidad y la enfermedad inflamantoria intestinal. También se ha visto que a nivel cerebral pueden estar implicados en enfermedades neurológicas y en la respuesta que puedan tener algunos fármacos.

Jeffrey I. Gondon, premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2023, fue el pionero en demostrar que la microbiota intestinal tiene un importante papel en la regulación de la fisiología animal.

La función que tienen las distintas microbiotas en el buen funcionamiento del organismo es fundamental para mantener la salud de nuestro cuerpo y su estudio lleva a investigar enfermedades y sus posibles tratamientos basados en como influye el desequilibrio de la microbiota y cómo tratar este desequilibrio favorece el tratamiento de estas enfermedades o su prevención.

Las investigaciones que ha habido desde 2007, año en el que se inició el Proyecto microbioma humano, han identificado las características de de los microbios de cada persona y que procesos del microbioma humano ayudan a mantener la salud.

Enfermedades y microbioma

De esta manera, se sabe que los microorganismos que se encuentran en el intestino influyen en que se puedar tener obesidad y que en los niños, junto con la dieta que tengan, estos microbios influyen en la malnutrición, en el sistema inmunológico y en el desarrollo neurológico.

Otras enfermedades en las que se ha visto en las investigaciones que el microbioma tiene un papel importante son la EPOC al existir microorganismos patógenos en el árbol bronquial, también en alteraciones específicas del asma y en las malformaciones cavernosas cerebrales que se han asociado con el microbioma intestinal.

En el caso del cáncer también se está viendo un vínculo con la necesidad de tener un microbioma sano para evitar su aparición, teniendo una función protectora.

También se ha visto la posibilidad de tratamiento de determinadas enfermedades crónicas de intestino con el trasplante fecal con una microbiota sana.

Existe una simbiosis perfecta entre el ser humano y su microbioma y sin ella no podríamos mantener la vida y ahora se ha visto que no podemos mantener la salud sin un microbioma sano. Existe una colaboración permanente entre los microbios que componen nuestro microbioma y nuestro organismo.